Entrenamiento mental PARA MÚSICOS

La atención, la percepción, el lenguaje y la memoria son las funciones cognitivas que dirigen nuestras actividades diarias.

En el caso de los artistas, podemos trabajar estas funciones a través de la práctica instrumental, coreográfica o interpretativa, pero también a través de la imaginación y el uso de la representación mental.


Las aplicaciones más comunes del entrenamiento mental son:

- Reeducación postural

- Mejora del rendimiento en el estudio

- Claridad en la estructura e ideas interpretativas

- Mejora de la concentración, la atención y la memoria

- Aumento de seguridad y disminución de síntomas de ansiedad escénica


Combinar la práctica física con la práctica mental nos permite, por un lado, dar un descanso al cuerpo, y por otro, trabajar mentalmente muchos aspectos que nos pasan desapercibidos cuando nuestro cuerpo está involucrado.


¿Cómo puedo introducir el entrenamiento mental en mi estudio diario?


  1. Realiza prácticas de Mindfulness antes de comenzar a practicar. Este tipo de ejercicios mejoran nuestra atención y percepción.

  2. Realiza una primera lectura mental de las obras nuevas que vayas a trabajar. Puedes acompañarlo de la escucha de una grabación. Esto te dará una idea clara de las partes más complicadas y podrás ir directamente a esas secciones a la hora de coger tu instrumento y empezar a practicar.

  3. Usa la lectura mental cuando estés muy cansado o no dispongas de tu instrumento (puedes aprovechar a digitar pasajes, analizar la estructura de la obra, etc.)

  4. Realiza un análisis pormenorizado de la obra a interpretar (solo lápiz y papel)

  5. Practica técnicas de memorización sin instrumento (escribir pasajes, estructuras...)

  6. Realiza visualizaciones de actividades cotidianas en tus rutinas de estudio (sacando el instrumento, afinando, estirando tu cuerpo...) y comienza poco a poco a introducir repertorio en tus visualizaciones.

  7. Combina la visualización de pasajes u obras (poniendo el foco de atención cada vez en un aspecto) con la práctica física. Cuando imaginamos algo con mucho detalle, la puesta en práctica posterior resulta mucho más sencilla.

  8. Realiza ejercicios de Mindfulness aplicados al instrumento en tareas sencillas (afinar, tocar una escala...) Poner el foco en diferentes zonas del cuerpo, sensaciones, emociones... nos permitirá aumentar nuestra conciencia corporal y prevenir lesiones.

  9. Practica tu postura corporal frente al espejo sin tocar. Es importante pararnos a observar cómo nos colocamos, qué transmite nuestro cuerpo (¿seguridad, miedo...?) y si es así como nos gusta vernos.

  10. Lleva un diario de estudio: pararnos a analizar cómo ha sido nuestro día de estudio, la calidad de las visualizaciones o las prácticas de Mindfulness y planificar los días siguientes nos permite hacer un trabajo organizativo esencial para que el estudio diario sea efectivo y no perdamos el tiempo.


Si tienes dudas sobre cómo empezar a poner todo esto en práctica, no dudes en ponerte en contacto conmigo.

«La excelencia no es un acto, es un hábito»

Aristóteles


#cristinadulantopsicoterapia#terapiapsicologica#coachingprofesional#coachingpersonal#coachingparalavida#coachingemocional#psicologíaonline#sesionesonline#entrenamientomental#coachingdeperformance#sesionesdecoaching#orientacionvocacional#orientacionprofesional#mindfulness#mindfulnesscoaching#escenarios#danzateatro#vidademúsico#bienestaremocionalypsicologico#artesescenicas#músicos#bailarinesporelmundo#vivirdetupasion#audiciones#técnicasdeestudio #motivaciones

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Únete a nuestra lista de correo

No te pierdas ninguna actualización